Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Cuatro De Diez

Sep... Hoy tengo un ZzZueñooooo que no es ni medio normal... Culpa de Morfeo que, anoche, decidió que era un Momento Genial para darse el piro con sus Colegas del Olimpo y dejarme a merced del Insomnio... Sep... Hoy tengo un ZzZueño que me muero y estoy en "Modo Perezoso Total"... Tal que así... #SeSabe




Supongo que... Todo lo que diga/escriba Hoy podrá ser utilizado en mi contra... Más que nada, porque mis Neuronas están bailando la Conga dentro de mi Cerebro y pasan muuuuucho de mí #TambiénSeSabe Aunque, quién dice Conga... Dice cualquier Danza Tribal Idiota que me haga parecer muuuy torpe 😛😛😛




En fin... No me he pasado por estos Lares para parlotear sobre mi Puñetero ZzZueño... Sino para... 




¡Aix! ¡Xena! Emm… Cuando era Peque, me encantaba ver Xena. Tanto que, cuando jugaba a las Barbies, lo hacía asumiendo que una era Xena y la otra Gabrielle. Xena fue… Fue uno de mis Trampolines al Mundo de la Mitología y la Épica. De hecho, durante muuucho tiempo solía decirle a mis Amig…

Re-Nacer

- ¿Crees que Alguien puede destrozarte por Completo?

- No lo sé... Pero lo que sí que creo es que pueden destrozarte partes muy importantes para ti...


Mantuve esta conversación con el Indio hace un par de semanas. Hacía mucho que no nos veíamos, pero para Nosotros el Tiempo pasa de manera distinta y ese "mucho" nunca ha sido una excusa para mantener Largas Conversaciones durante Horas.

"No lo sé... Pero lo que sí que creo es que pueden destrozarte partes muy importantes para ti...", eso fue lo que respondía a su Pregunta. 

Hace Cuatro Veranos me desintegraron el Corazón. No. No me lo rompieron, si hubiera sido así, Todo hubiera sido más Sencillo. No era la Primera Vez que me lo hubieran roto. Me pulverizaron el Corazón. Hasta que desapareció. Y me quedé sin mis Linda y Preciosas Alas de Purpurina. Alas de Hada. Dejé de creer en Todo. Dejé de creer en los Sueños, en el Amor, en los Pálpitos e Intuiciones, en el Mundo, en la Vida... Pero, sobre todo, dejé de creer en Mí …

Dulce & Feroz Locura

- Quiero Vivir. Sentir. Que me destroces a Besos. Que me desgarres a Muerdos... Quiero que me hagas el Amor en una Siesta cualquiera. Follar Salvajemente, como si fuera mi Último Día... Quiero...

- ¿Estás Segura?

- ¡Joder! ¡Claro que lo estoy!

Entonces, Él deshizo los Nudos, cogió la Pluma y escribió sobre su Piel. 







Publicado en mi Página del Cara-Libro Las Letras Suicidas (22 de Agosto del 2017)

Vacío

Durante Cinco Días y Cuatro Noches estuve contemplando el Vacío. Caminaba hacia el Precipicio infinidad de veces, buscando una Respuesta que ya sabía, pero que no quería decirme a mí misma. Después, regresaba a Algún Lugar Seguro de mi Alma, esperando Algo que me sirviese de Impulso: Una Señal Ficticia, un Palpito, un Sueño... Lo que fuera para no frenar aquello que Yo ya sabía que, tarde o temprano, haría. 


Mi Mente me regaló aquellas Palabras de Mathias Malzieu que tanto amo, que tan grabadas llevo Dentro de Mí desde que "Metamorfosis En El Cielo" llegó a mi Vida:“Lo que me resulta interesante es ese breve momento Épico e Incongruente que precede a la Caída: El Vuelo.
Y, entonces, lo recuerdo. Recuerdo cuando No tenía Miedo a Volar. Ni a caerme.
Regreso al Precipicio y me lanzo. El Vacío me engulle. Y, a pesar de ello, sé que volvería a saltar. Una y Mil Veces Más. 

¿Gritarás?

- Si gritas… ¡Ella morirá! – Con un rostro que reflejaba el mayor de los Placeres, el Verdugo acarició con mimo el flagrum que custodiaban sus dedos. Muy lentamente, fue rozando cada una de las tres correas que conformaban el látigo y, cuando llegó a las bolitas de metal que decoraban sus puntas, las hizo girar con una sonrisa macabra dibujaba en sus labios. – Si grita Ella… ¡Lo harás Tú! 
Ambos se miraron. En Silencio. Rodeados de aquella Niebla Espectral que hacía desaparecer a la mismísima Noche, atrayendo a todos los Fantasmas que vagaban por la Montaña. Arrodillados,  entre pequeños huesecitos de animales y cenizas de una hoguera extinta, parecían una Balanza Humana. Una gruesa y áspera soga colgaba a ambos lados de una rama de pino y, en cada uno de sus extremos, el Verdugo les había atado las muñecas, como regalo de aquel Amor que Él jamás viviría. 

“¡No! ¡Espera! ¡No! ¡El agua está muy fría!”
Maddox ignoró los ruegos de la Chica que le había robado el Corazón. Entre risas y juego…