Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Guardián De Cementerio

Solía tener Recuerdos de otra Vida, como si miles de pequeñas piezas de un puzzle se uniesen en su Mente, dibujando Escenas que debieron pertenecerle en algún momento. Cuando aquello sucedía, extendía sus delgados y delicados brazos, tratando de tocar la superficie de su Memoria con las puntas de sus dedos. Sin embargo, lo único que lograba rozar era el terciopelo azul zafiro de su ataúd. El único lecho que acogía los Sueños de un Espectro condenado a ser un Guardián De Cementerio. 


Hemoglobina I

Año 75 D.C.
En algún lugar de Britania...

Tenía los ojos del Lobo clavados en lo más profundo de su propia retina. Un fuego de naturaleza incandescente, rodeado de llamas verdes y audaces, como verdes y audaces eran los iris de aquel Animal que se erguía sobre dos piernas desnudas, recubiertas de sangre y hollín. Más allá de la piel que se escondía a partir de los muslos de la Bestia, el revuelto e hirsuto pelaje grisáceo envolvía el resto de un cuerpo, que, si no fuera por aquellas extremidades inferiores al descubierto, nada tendría de Humano. Todo el torso permanecía bajo el amparo del salvaje can, cuya feroz expresión se había fijado en las fauces abiertas de su cabeza sin vida, recobrando el aliento extinto, al coronar la frente de aquel Ser que danzaba junto al resto de su Manada. No había ni un ápice de terror en su rostro teñido de pintura negra, ni en la sonrisa burlona que se dibujaba en sus labios, en un claro gesto de provocación. Y, a pesar de que era más que consciente de…

Hemoglobina - Personajes

AMRAS 
Poco se sabe de la procedencia de Amras... Las Malas Lenguas juran y perjuran que fue el Hijo Bastardo de un Gobernante perdido en la Memoria de los Tiempos. Las Buenas... Las Buenas Lenguas no quieren saber de Él, pues su Nombre está ligado al de la Muerte. 
Nadie sabe porqué decidió quedarse al mando de la Legión de las Sombras, tras rechazar un importante cargo en la mismísima Roma.  


AYESHA
Atraída por las supuestas Promesas de Paz del Imperio Romano y decida a no ser una simple esclava más, Ayesha jugó a ser la más dócil y encantadora de las amantes de Amras, hasta lograr lo que más deseaba: La Inmortalidad. 



Voces En La Cabeza

- ¡Escucha! ¡Ya está otra vez! Es ese sonido de cacerolas estrellándose contra el suelo... Ese "rum-rum" ininteligle de multitud ebria... Ese estallido de pirotecnia sin control... Ese... Ese taladro que no tiene piedad y perfora el asfalto hasta penetrar en las entrañas de la ciudad... Es... ¿Puedes oirlo?

- Emm... ¿No? Esto... Quiero decir... Yo no... No...

- ¿En serio? ¿Estás seguro? 

- ¡Totalmente!

- ¡Jum! Vale... Entonces serán las Voces de mi Cabeza, que están discutiendo entre ellas otra vez... ¡Qué alivio!




Doctor MataSanos

Vestido de Capitán de Barco, el Pequeño jugaba en el estanque con un barquito rojo y azul. Con suavidad, los deslizaba sobre la superficie del agua, sorteando las algas que se arremolinaban contra la orilla.


- ¡¡Quiero ese!! - Con sus ojos velados por una densa neblina, contempló cómo el muchachito disfrutaba de la mañana de domingo. Feliz, como si nada de Este Mundo pudiese lastimarle. - ¡¡Ese!! ¡¡Ese!!

- ¿Estás segura? - La pregunta llegó desde atrás, con un soplido gélido que le hubiese erizado el vello de la nuca, si hubiera sido de carne y hueso. - ¿Del todo?

En silencio, la Joven asintió ilusionada y emocionada, mostrando un rubor antinatural en sus delicadas mejillas.

- Está bien… Sí… ¡Muy buena elección, Jovencita! Tan solo es un niño… ¡¡Tiene toda la vida por delante!! - El MataSanos sonrió con complicidad. - ¡¡Cerremos el trato!!

De su maletín de Doctor, el Hombre sacó un pergamino amarillento. Era un contrato irrompible: A cambio de su Alma, aquella Espectro tendría una nueva op…

Letras Sin Costuras De Verano... De Otoño... De Invierno...

7 de Julio del 2016

Desde las Tierras de la Marca, allí donde los Rohirrim tienen su Morada,  elevo su Estandarte hasta mi Cuello, donde pende en una cadena dorada. 
Sus cascos de Corcel Indomable se agarran a mi Pecho,  en un Galopar Valeroso de mi Corazón.
No hay Miedo.  Solo el Eco de los Cuernos resonando en los Campos del Pelennor.
Yo me enfrento a mi particular Ejército de Sauron...  Éomer está a mi Derecha,  Éowyn a la Izquierda y, como Guardian de Espaldas,  llevo a Théoden.
Haz Magia, Campanilla.




10 de Julio del 2016

Mece el Viento el enramado de Vida que cubre mi Cabeza...  Escucho sus Susurros pausados,  me comenta que, en la Lejanía de los Sueños,  Alguien añora mi Presencia.
Trato de engatusarlo con Caramelos y Regalices Rojos  para que me cuente su Secreto,  el Nombre que me oculta.
Pero Él solo se mece,  juega con mis Cabellos,  revuelve las Hojas del Libro que leo...
Solo se mece.
Es el Viento.