Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Feminidad

A veces me pregunto quién inventó la palabra FEMINIDAD y quién fue el gran pensandor que decidió que una Mujer solo podía ser FEMENINA "bien arreglada", subida en unos tacones que torturan pies y en vestidos que deban cumplir los cánones de la moda.

Mi Madre dice que no soy FEMENINA y yo pongo el grito, el silencio y mis protestas más airadas, no en el cielo, sino en un par de niveles más arriba, para que al reinvindicar mi LIBERTAD DE VESTIMENTA llegue hasta el Infinito y Más Allá.

Sigo mi propia Moda, eso no quiere decir que no me compre ropa en las franquicias que todos conocemos, pero combinándola a mi bola, aunque a los demás les parezca incombinable. Me visto en función de mi Estado De Ánimo y mezclo colores y complementos que no tienen por qué casar y pegar, pero que para mí, siempre dicen algo.

Mi Madre también dice que soy una farraguas, una zarrapastrosa... Lo hace desde el cariño, pero... Ñe... ¿Qué de malo hay en seguir tus propios impulsos?

Adoro las botas. Botas. D…

Proyecto Assassins´s: Constelaciones...

"Nunca dejes que nada, ni nadie te cambie, Kalena, a menos que tú desees dicho cambio... Nunca permitas que un Maestro te elija, elígelo tú a él... Y supéralo..."

Como susurros de un tiempo demasiado lejano, las palabras de Al-Keled estrujaron el Corazón de Kalena. Cada sílaba era como un puñal oxidado y carcomido por el Monstruo del Pasado, sin compasión, se clavan en lo más profundo de su Alma. Echaba de menos al Anciano, echaba de menos el aroma de la cera al derretirse y la pequeña casita que se escondía en una de las calles más peligrosas de París.

No solo había sido su Mentor, su guía, sino que se había comportado como un Padre. Paciente y estricto, Al-Keled siempre supo que Kalena lo había elegido como Maestro, mucho antes de que Él mismo sintiese la necesidad de trasmitir su Legado.

- Kalena... Tu mirada fue bendecida por Selene. La plata que recubre tus iris se forjó bajo el manto protector de la Diosa de la Luna. - La voz de Al-Keled era suave, dulce, envuelta en aque…

A-M-O-R

Deletrea las Letras, Amor
A-M-O-R
Deletrea las Letras por mí, para mí. ¿Puedes sentirlas?
Guardan risas, protegen momentos únicos, acarician con besos hechos de miradas, se pierden entre los pliegues de una sábana.
A-M-O-R
AMOR
Mi Amor...
Tu Corazón ya late bajo mi pecho, acomodado entre mis locos Latidos arrítmicos, danzando entre cosquilas de sonrisas y las plumas de mis risas.
¡Oh!
A-M-O-R
Mi Amor
Agudiza el oído, pon atentos los sentidos, pues cuando la punta de nuestros dedos se toquen, sin querer queriendo, encontrándonos sin esperar lo esperado, las Letras se fundirán y nunca más se podrán desligar.
AMOR
Mi Amor...
AMOR

"Tocando El Cielo" Michaela y Elaine De Prince

Proyecto Assassin´s I

Conocía cada marca, cada huella impresa sobre la piel de Baltar. Sin mirar, incluso con los ojos muy, muy cerrados podía trazar el mapa de su cuerpo con la punta de sus dedos. Nunca lo había tocado. Nunca lo había tocado más allá de lo estrictamente necesario. Ni pensaba hacerlo. Sin embargo, aún con miles y miles de capas de telas envolviendo su anatomía, sabría señalar el punto exacto en dónde las cicatrices se habían quedado grabadas para siempre, contado Historias que su Dueño no deseaba revelar.

No olvidaba nada. No olvidaba nunca. Era su Secreto, una habilidad que se convertía en Pesadilla, una Pesadilla que se volvía Don, un Don al que acudía cuando trataban de lastimarla. Memoria Eidética. Memoria que la había hecho meterse en más de un lío, que la había salvado de mucho otros. Pero no en el que se encontraba en aquel mismo instante. 

Como una niña pequeña, Kalena se abrazó las rodillas, apoyando la espalda contra el tronco de un árbol, acomodándose en la rama más alta que había…

Momentos...

Con la Muerte aún rondando por mi Mente, viene a mi Cerebro una conversación que mantuve con una Amiga el mes pasado. Ella me preguntó si era FELIZ.

¿Soy FELIZ?

Bueno... No fue difícil responder. No, no soy FELIZ las 24 horas del día, ni al 100%, sin embargo... Sin embargo, tengo Grandes Momentos de FELICIDAD.

Lo más curioso o, más bien, lo que más me sorprende y me extraña a partes iguales, es que esos Grandes Momentos de FELICIDAD los he tenido yo sola. En mi Peque-Castillo. En el que vivo durante la semana, en mi Ciudad De Papel, en la ciudad en la que trabajo.

¿Es eso posible?

Nunca lo hubiera imaginado. Hasta que lo sentí, como una descarga eléctrica recorriéndome el cuerpo.

Son momentos muy, muy tontos. Muy estúpidos. Muy idiotas. Pero son momentos auténticos, muy míos.

Saltar en la cama en ropa interior, hasta que, de pronto, te detienes, te paras y te miras al espejo: "Pero... ¿Qué leches estoy haciendo?" Y un único Pensamiento se te pasa por la cabeza: ¡¡DISFRUTAR!! Disfru…

Hope-85

Amorosa, la hembra del Lindosaurius Pink-Rex estampó un húmedo beso sobre la cabecita púrpura de su pequeña cría recién nacida. Un beso con forma de lametón para el último bebé dinosaurio que había roto, no solo el cascarón de su huevo, sino también la tranquilidad de aquel amanecer con un agudo chillido de Felicidad espontánea.

A lo lejos, bajo el amparo de tres Estrellas fluorescentes, de un intenso magenta desteñido en aguamarina, una pareja de Dragones disfrutaban traviesos de sus juegos amatorios, como dos chiquillos en plena pubertad. Sus escamas se fundían en un solo color, entremezclando el ónice y el escarlata brillante que cubrían sus endurecidas pieles, bajo las cuales latían Corazones de extrema sensibilidad.

El Cielo derramaba sus lágrimas de purpurina, polvo estelar de colores aún no inventados, que cubrían a las flores parlantes con mimo. Delicadas plantas que, al compás de la mágica lluvia, alzaban sus hojas azul celeste, danzando de un lado a otro, meciéndose simpáticas…

A Corazón Abierto

"Llueve dentro de mi Cabeza, pero aún hay claros. Me siento Lava sobre Hielo, Copo sobre Fuego."
Mathias Malzieu
Metamorfosis En El Cielo

Hay tantas cosas que no comprendo. Tantas Lágrimas que no encuentran explicación. Siento el cálido manto del llanto en mi Interior, un consuelo para el Alma, acariciada por diminutos gotitas de escarcha. Pero no tengo frío. Solo un poco de Miedo que me infunde Valor de una  manera un tanto contradictoria, como si el Coraje me empujase a abrazar a mis Temores más ocultos, convirtiendo al Enemigo en Amigo.

Siento el Temblor por dentro, lo reconozco, me reconoce. Y tengo ganas de vomitar. No es la primera vez que nos retamos en un Duelo tras la sombra que hace mi Corazón con cada Latido. Sabe que me siento FRÁGIL , sabe que soy de FUEGO
Se agita, se retuerce y atraviesa las costillas, fractura huesos, desgarra carne y músculo y, solo entonces, clava sus garras deformes en lo más profundo de mi Corazón.
Se para, se detiene. Extiende los dedos y abarc…

Sin Título

Estos días no hago más que ESCRIBIR. Necesito hacerlo con una necesidad tan, tan imperiosa, que podría pasarme horas rellenando hojas con Letras.

Hago horribles esfuerzos para concentrarme, para estudiar, para estar en el Cole, para sentir algo más allá de las Lágrimas. Pero yo solo quiero escribir. Escribir todo lo que se me pasa por la Mente, por el Corazón, como si así pudiera arracarme de cuajo todo lo que me estruja por dentro.

Cuando la Muerte se presenta de forma inesperada, de sopetón, cuando el móvil empieza a vibrar y recibes mensajes y te quedas petrificada, el Mundo se detiene. Deja de girar y quieres bajarte, aunque tengas que tirarte desde la puta montaña más alta del Universo.

¿Cómo se hace? ¿Cómo se hace cuando una Vida se rompe sin esperarlo? ¿Cómo la Huesuda tiene tan mala leche? ¿Por qué?

No dejo de pensar en ello. En ti. En todos. Coincidí contigo en muchas ocasiones. Estuviste cuando el Indio dio su primer concierto con los Atryum y mi Sueño de ver en los escenarios a…

Frágil

Te pediría que vinieras. Esta noche. Aquí.
Te pediría que me abrazases fuerte. Muy fuerte. Hasta que mis huesos atraviesen tu cuerpo, fundiéndose con tus costillas, bajo la piel.
Te pediría esconderme en tu pecho, en un huequito detrás del Corazón, donde Nadie pueda verme llorar.
Te pediría...
Te diría que hoy me siento chiquitita y desprotegida.
Te diría que me he quitado la Armadura y me veo las cicatrices.
Te diría que me siento Princesa y sabes cómo odio sentirme FRÁGIL y débil.
Te diría...
Soy una Guerrera.
No me hagas pedirlo, no me hagas decirlo.

Átomos

No somos más que Átomos Estrellas Fugaces Momentos Únicos Instantes Impredecibles Todo Nada Un punto de Luz en la inmensidad de un Universo desconocido... Almas Cuerpos Y recuerdos... No somos más que Átomos Perdidos Olvidados Mil veces encontrados... Energía. Materia Física. Química No somos más que Átomos Átomos Átomos de Arco-Iris flotando libres hacia la Eternidad...

El Inquisidor

“¿Cómo empezó todo? Bueno… Tenía dieciséis años y a mis manos llegó Drácula. No era más que una adolescente con el rostro cubierto de espinillas y una sonrisa que dejaba al descubierto unos brackets horribles.
Era un bicho raro. Una pequeña ratoncita de biblioteca. Leía sin parar. Leía tanto, que solía verme a mí misma como un personaje,  inmersa en cada una de las realidades que encontraba en los libros.
Bram Stoker me abrió las puertas a mundo tan fascinante, como oscuro, tan excitante y peligroso… Que sentí que mi curiosidad jamás encontraría límites. Empecé a investigar a los grandes psicópatas de la Historia. Todos ellos tuvieron un lugar en mi escritorio, en los cientos de cuadernos que comencé a rellenar con sus datos, sus asesinatos, las luces y sombras de sus misteriosas vidas… ¡Joder! ¡Balaguer! ¿Puedes imaginarlo? ¡No era más que una cría!
Vlad Tepes, Elizabeth Bathory, Gilles de Rais, Jack El Destripador, Peter Kürten…  Todos ellos se convirtieron en mis mejores amigos, un a…