Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Memorias De Un Saco De Boxeo

La Oscuridad reinaba la madrugada que me coló en el gimnasio, forrado de Negro para mimetizarme con las Sombras. Me sentí poderoso y peligroso, excitado y caótico. Un poco mareado también, quizás… Quizás fuese que tenía el estómago vacío y un ligero cosquilleo en los dedos, embadurnados con una sustancia cálida y ferrosa. Aunque… ¡No importaba! Al menos, el Dolor hacía un buen rato que había desaparecido. Además, sentía alivio, mucho alivio. ¿Desesperación? Ñe… No. No había desesperación en mi  interior. Puede que un poco de temor… Sí. Quizás estaba algo asustado… Al fin y al cabo uno no desaparece todos los Días de su Vida.
Era raro. Muy extraño. Recuerdo poco de aquella noche. Muy poco. Ser un bulto. ¡Sí! ¡Tenía la sensación de ser un bulto! ¡Un bulto flotando de manera destartalada en el viento! Hasta… ¡Hasta que sonó un “Plooof” seco! Y, entonces, me dolió un poco la cabeza. Aunque… ¿Era posible que me doliese algo a esas alturas? Tal vez fuese como ese Síndrome del Miembro Amputa…

A Veces...

A veces solo quiero ser una Niña que corre a esconderse en unos Brazos... Después, recuerdo que no hay brazos. Y que tampoco soy una niña...


Disección

Diez horas de letargo post-día caótico, extraño, de excesos mentales y castigos corporales en “Modo Intensivo de Boxeo”, me han encontrado esta mañana desperezándome entre los diminutos y fríos rayos de Sol que se colaban por el ventanal de mi cuarto.
Una sensación agridulce martilleaba contra las paredes de mi Corazón, extendiendo, al compás de cada latido, una red de espinas de un rojo bermellón muy intenso, para que, al clavarse en la carne hecha de Sueños e Ilusiones, pudiesen mimetizarse con el músculo y, así, pasar desapercibido a la mirada de los pequeños Caballeros que lo guardan y protegen.
No debería estar pensando. No debería estar escribiendo todo lo que me ronda por la Mente. Sin embargo, nunca he sido de hacer lo que se debe, sino lo que se siente. No debería estar pensando en ello y, al no querer pensarlo, lo pienso más de la cuenta, contradiciéndome a mí misma… Una y mil veces más, para no variar. Es una eterna lucha, una conversación épica entre Corazón y Razón que sie…

Lila, Pecas y Gominola

Un rastro de diminutas huellas infantiles, hormiguitas con forma de manita de un verde muy intenso, marcaban un caminito a través de la pared desconchada del callejón. Regueros esmeraldas se filtraban a través de los ladrillos, llorando, aunque nadie hubiese podido determinar si las lágrimas acrílicas eran de Tristeza o de Alegría.

Traviesa y curiosa, la Pequeña siguió su propio Camino de Baldosas Amarillas al ritmo de una dulce nana, una melodía que temía olvidar y que repetía como una oración en su Mente, para retener a su Mamá dentro de su Corazón. 
- ¡Mira! ¡Gominola! – Un susurro muy bajito se entremezcló con el viento, ocultando la voz de Pecas, haciéndola solo audible para el cervatillo que la seguía a todos lados. Las botitas de lona, una morada y otra azul cielo, se detuvieron al final del pasillo oscuro, mientras sus dedos, nerviosos y juguetones, arrugaban el tul fucsia de su tutú de bailarina. - ¡Una niña! ¡Es una niña! 
Gominola arrugó su naricilla, ladeando ligeramente la c…

Y Me Mordí La Voz...

Y me mordí la Voz.
Y los susurros sangraron, dejando tras de sí las Huellas de un Silencio perdido y alocado...

Y me mordí la Voz.
Y ya Nadie escuchó las Letras Soñadas, acorraladas en la garganta...
Sí... Lo cierto es que me mordí la Voz.

Me mordí la Voz...
Me mordí la Voz y las Sílabas Mudas se rebelaron... 

Sí... Una vez me mordí la Voz.
Una vez...
Y con una vez fue suficiente. 



Para todos los que alguna vez se quedaron En Silencio y se mordieron la Voz... Para que no lo hagan, para que no se traguen el Dolor... 

Para ti, que me regalaste una Canción y me diste Fuerzas... Porque siempre seremos dos Locos que jugaron a ser Guerreros, en un viejo local de ensayo, armados de palos de fregonas que imitaban espadas... 


Besos De Tinta

Escribía.
Escribía todos los días.
Aunque su cabeza fuese un tiovivo y los Pensamientos no dejasen de girar, y girar, y girar...
Se mareaba.
Se mareaba y se quería bajar, pero el carrusel solo se detenía cuando Él aparecía. 

Pero Él estaba hecho de Palabras, Tinta, Musas y Sueños... 
Y Ella solo era la Protagonista con Nombre de Flor, a la espera de un Beso que llegaría al terminar el capítulo.

Así que... Escribía. 
Escribía todos los días. 



Mazo De Ilusión - Black Wolf Blogger Award

Lunes. 12:40. 
Y empiezo esta entrada... 
Aunque la verdad es que no sé muy bien por dónde comenzar... A veces, me sucede que me quedo sin Palabras y lo único que tengo es ganas de gritar, de saltar y de hacer cabriolas como si fuera un Duende Hiperactivo puesto de azúcar glas.

Anoche, sentada en el sofá, móvil en mano, me llegó una noticia que me quedó con la boca abierta como si fuera una tontita, boqueando como pez fuera del agua... ;P El caso, es que tuve que releer varias veces la entrada de Julia y asimilarlo todo. Sus Palabras y Latidos son mucho más que eso, muchísimo más, porque se sienten hasta la Médula Espinal que forma nuestra Alma y, para mí, eso es Magia. Así que si todavía no habéis pasado por http://palabrasylatidos.blogspot.com.es/ os lo recomiendo, muy mucho, porque sí, porque es Especial y porque os doy mi Palabra de Hada. 

Toda revolucionada, ilusionada a más no poder, emocionada cómo si hubiese sido nominada para los Óscar y me tuviera que vestir con mis mejores gala…

La Chica De Las Nubes

“Definitivamente todos tienen razón, es hora de terminar con esto… Una persona que me desprecia y me ignora no me merece, no… Ni si quiera se merece mi Amistad, mucho menos mis Pensamientos y Sentimientos.
¿Querías matar mis Sueños? ¡Ya lo has logrado! Espero que estés muy orgulloso de haberme destrozado… ¡Eres un crack! Y puedes irte a la mierda, a todas las del Mundo.
¡Gracias por abrirme los ojos de la forma más cruel!
Así que ahora solo me queda lograr que salgas de mi Corazón, porque de mi Razón ya has salido…
¡No te soporto! ¡Te odio! ¡Te odio por ilusionarme! ¡Me odio por dejarme ilusionar!
¡No quiero Universo! ¡No quiero nada de ti! ¿Me oyes, Lucas? ¿Te llega mi puto dolor por esas Líneas Invisibles que conectan el Mundo?
¡Espero que sí! Espero que pruebes de tu propia y puta medicina… Porque, a veces, hay que aprender lecciones… ¡Qué te jodan! ¿Me oyes? ¡Qué te jodan!
Y que el Corazón se te retuerza dentro del pecho, como el mío se retuerce…”
Los dedos rozaron con mimo la tapa pl…

Anatomía Lunar

Sobre su piel, los lunares formaban triángulos, constelaciones pícaras,  a la espera de un intrépido y valiente Astrónomo dispuesto a bautizar  todas sus Estrellas. 

El Coleccionista De Barbies

<<Dum-Lup>>, <<Dum-Lup>>, <<Dum-Lup>>.
Encabritado, arrítmico y frenético, el Corazón golpeó contra la caja de huesos que lo protegía, retorciéndose de dolor, buscando la manera de escapar del pecho de la Princesa.
Rabiosas y asustadas, las uñas de purpurina fucsia se clavaron con vigor sobre el terciopelo morado, arrancando la delicada tela que conformaba su lecho de Bella Durmiente.
Agónico, un aullido reverberó en las cuerdas vocales, acariciando la garganta con ferocidad, lamiendo el paladar… Hasta rebotar contra los finos hilos de oro, suturas delicadas, que mantenían sus labios sellados.
Regia y Eterna, la Dama de la Muerte se removió inquieta, acomodándose sobre la lápida que le servía de asiento.  Con mimo, sus delicadas manos rozaron el pergamino teñido de Tinieblas que descansaba sobre su regazo, amparado por un vestido de un blanco tan inmaculado que, más que la Huesuda, parecía una Virgen Celestial.
El nombre. Aquel nombre. Su nombre.
Su e…